domingo, 31 de mayo de 2009

ORGANIZACIÓN DIVISIONAL


Divisional La forma divisional es más que una organización integrada una serie de entidades semiautónomas acopladas mediante una estructura administrativa central (Por ejemplo El Corte Inglés). Pero estas entidades acopladas que en el caso de la burocracia profesional son individuos o profesionales del núcleo de operaciones. En la forma divisional son unidades de la línea media, que se denominan por lo general divisiones, la administración que las reúne se denomina sede central.

La forma divisional difiere de las otras 4 estructuras en que en un aspecto importante, no se trata de una estructura completa desde el ápice estratégico, hasta el núcleo de operaciones, sino una estructura superpuesta en otras, es decir, que cada división dispone de una estructura propia.

La forma divisional reúne a la agrupación a base del mercado para las unidades de la parte superior de la línea media. Se crean divisiones según los mercados a los que se atiende y cada división se ocupa de sus propias actividades de compras, ingeniería, fabricación y marketing.

La dispersión de las funciones operativas minimiza la interdependencia entre divisiones de modo que, cada una de ellas puede funcionar como entidad semiautónoma, sin necesidad de coordinarse con las demás.

Ventajas:

· Elimina economías de escala en los departamentos funcionales.
· Conduce a una mala coordinación entre las líneas de productos.
· Elimina la competencia a profundidad y especialización técnica.
· Dificulta la integración y estandarización entre todas las líneas de productos

Desventajas:

· Adecuada para cambios rápidos en un ambiente inestable.
· Lleva a la satisfacción del cliente porque la responsabilidad del producto y puntos de contacto son claros.
· Significa una gran coordinación entre las funciones.
· Permite que las unidades se adapten a diferencias en productos, regiones, clientes.
· Es mejor en grandes organizaciones con varios productos.

1 comentario: